Píldoras azules

Dispuestos estamos a llegar a un acuerdo Javier, y yo: Me fío de que no vas a volver y yo me quedo al niño cada fin de semana sin caras, ni verborreas acusatorias.

-¡Ya llegaste!-Luís
-Mamá me dice que no te olvides...
-(De la madre que te parió)-Luís
-¿Está Javier?
-Luego quedamos con él-cambiando de tema-¿Qué tal con Chema?
-No sé
-¿No sé?-Luís
-Están enfadados...
-(¡Tú tampoco aguantas su coño!)-Luís

-Abotónate el abrigo- dice Javier.
-Me trajiste...
-Sí, aquí, pero primero acaba el bocata...-Javier agobiado mira a Luís.
-Llegaremos, el niño queda con mamá-Luís
-Con la abuela no.
-Tengo las entradas en el bolsillo ¿Puedes cogerlas antes de que las pierda?-Javier
-Con la abuela no, no con la abuela no,...-pataleta
-Abotónate-Javier

Un beso cerró la conversación entre los tres.

Bienaventurados los grandes de espíritu que ellos aguantarán las fatigas del Cambio por el Cambio.

No hay comentarios:

PROFECÍA

"La escritura metódica me distrae de la presente condición de los hombres. La certidumbre de que todo está escrito nos anula y nos afantasma. Yo conozco distritos en que los jóvenes se prosternan ante los libros y besan con barbarie las páginas, pero no saben descifrar una sola letra (...)

Quizá me engañen la vejez y el temor, pero sospecho que la especie humana -la única- está por extinguirse y que la Biblioteca perdurará: iluminada, solitaria, infinita, perfectamente inmóvil, armada de volúmenes preciosos, inútil, incorruptible, secreta (...)

Yo me atrevo a insinuar esta solución del antiguo problema: La Biblioteca es ilimitada y periódica. Si un eterno viajero la atravesara en cualquier dirección, comprobaría al cabo de los siglos que los mismos volúmenes se repiten en el mismo desorden (que, repetido, sería un orden: el Orden). Mi soledad se alegra con esa elegante esperanza."


Jorge Luis Borges (Ficciones: La Biblioteca de Babel)