No puede ser

"Me engañaron con sus voces. No puede ser. Me envenenaron sus lenguas. No puede ser que las escuchase. Tengo hermanos que sangran inviernos de esclavitud, mientras sus hermanas que no saben leer, detrás de su paciencia, arrastran el corazón.

El encuentro eterno se esfuma. La idea. Impías noches en las que me pierdo en compañía de nadie. Sacrificando señales de humo. Vapores se deshacen delante de mis ojos. ¿Hasta cuando la expresión inútil del desconcierto? "

Se descubre llorando mirando al río. El agua parece fría aunque se hundiría en ella para agarrar su último abrazo. No puede imaginar a sus padres recogiéndolo del dolor.
-¿Dónde podría estar yo?
Sueña sus pesadillas y en la inquietud de los pensamientos imagina miles de cuchillos clavándole en los pulmones, en la garganta. La sangre tapona el esófago. La tarde es apacible, el sol acaricia sus mejillas pero siente como si escupiesen granizo sobre él desde todas partes.
-Hace buen día- Shumín se descubre desde detrás del embarcadero.
Asiente, le duele demasiado como para hablar.
-Esta mañana hemos ido a recoger las últimas uvas. Finaliza un hermoso verano. Nos ha dejado engordarlas bien.
Caminan en la misma dirección pero no van al compás.
-Qué pena lo del muchacho del Gobernador.
Miles de piedras heladas.
-Comentan que Zhong no quiso que lo viesen las Sacerdotisas.

Miles de piedras.
-No lo entiendo, por qué no. A las Adivinas no les costaría...
Miles.
-Pero majestad, ¿se encuentra bien?

"Hasta nunca. Hoy he sacrificado mis ecos para oir los tuyos. Hoy he vuelto sobre mis pasos. Invocando a las tres suertes. Registrando los huecos del tiempo gastado en mirarte. No me huyas. Nada, absolutamente nada que contar. Menos que recordar. Te tiemblan las manos. Mis muñecas son algo así como las esposas perezosas que han dejado de guardar. Y es difícil soñar, y es difícil soñar sin ti. Ayúdame a borrar el mar. Y después a no despertar en las faldas de un melancólico aliento que se atreve a retar al viento."

2 comentarios:

Esther Ferrer Molinero dijo...

Me duele lo que escribes... eres como un corazón que suda sangre... sufriente e hiriente. Arrancas el sentimiento de cuajo aunque queda su memoria, un recuerdo que se debilita poco a poco hasta desaparecer reconfortando. La nada es el todo y tu eres una parte del dolor y del sentir. Un sentido que siente sin existir, un vacío que llora por su ausencia... sólo seguir leyendo es recordar para lamer la herida.

A nena dijo...

Pensar despacio es hacerlo suavemente, como una caricia...

Después de releerme alguna que otra vez y hacer lo mismo con tu comentario... Me asusta reconocer que no me reconozco... que me doy miedo.


Habrá que seguir sangrando para ver que encuentro en el espejo.


SPNB

PD: Demasiadas gracias te debo...Nos veremos

PROFECÍA

"La escritura metódica me distrae de la presente condición de los hombres. La certidumbre de que todo está escrito nos anula y nos afantasma. Yo conozco distritos en que los jóvenes se prosternan ante los libros y besan con barbarie las páginas, pero no saben descifrar una sola letra (...)

Quizá me engañen la vejez y el temor, pero sospecho que la especie humana -la única- está por extinguirse y que la Biblioteca perdurará: iluminada, solitaria, infinita, perfectamente inmóvil, armada de volúmenes preciosos, inútil, incorruptible, secreta (...)

Yo me atrevo a insinuar esta solución del antiguo problema: La Biblioteca es ilimitada y periódica. Si un eterno viajero la atravesara en cualquier dirección, comprobaría al cabo de los siglos que los mismos volúmenes se repiten en el mismo desorden (que, repetido, sería un orden: el Orden). Mi soledad se alegra con esa elegante esperanza."


Jorge Luis Borges (Ficciones: La Biblioteca de Babel)