Ensueños

Abominables erupciones, fetos
errantes en dormitorios de papel,
que engullen ácidos en gargantas
de infantiles las conciencias, dedos
de ancianas carnes, podridas lavandas
que supuran las paredes, label
de locura que embruja palabras,
ecos sordos que apabullan, infierno
dorado que el aliento amenaza.

¡No mimeis mi ira! No la deseé
para soñar despierta -¡Ay! ¡Piel rosada!-
su cuerpo dormido, que sólo poseo
cuando amante entre grotescas caricias
                             loco de rabia, envuelto en la red
que ella tejió -¡Lloro su impiedad!


No hay comentarios:

PROFECÍA

"La escritura metódica me distrae de la presente condición de los hombres. La certidumbre de que todo está escrito nos anula y nos afantasma. Yo conozco distritos en que los jóvenes se prosternan ante los libros y besan con barbarie las páginas, pero no saben descifrar una sola letra (...)

Quizá me engañen la vejez y el temor, pero sospecho que la especie humana -la única- está por extinguirse y que la Biblioteca perdurará: iluminada, solitaria, infinita, perfectamente inmóvil, armada de volúmenes preciosos, inútil, incorruptible, secreta (...)

Yo me atrevo a insinuar esta solución del antiguo problema: La Biblioteca es ilimitada y periódica. Si un eterno viajero la atravesara en cualquier dirección, comprobaría al cabo de los siglos que los mismos volúmenes se repiten en el mismo desorden (que, repetido, sería un orden: el Orden). Mi soledad se alegra con esa elegante esperanza."


Jorge Luis Borges (Ficciones: La Biblioteca de Babel)