TP

Pasar de la huida a hacerte el encontradizo no me confunde, me enfada. La grosería de obligarme a seguir deseándote, cuando existe la seguridad de no ser correspondida es de un narcisismo tan cruel que  te hace repulsivamente insoportable a mis ojos.

Supongo que no fui tan mala en la cama, incluso puedo imaginarte recreándome entre Lola y tú. Aunque sólo sea para aplacar la baja autoestima de tu yo alternativo. Ese que se sorprende encontrándose a sí mismo en el pobre reflejo que devuelven los charcos del viejo casco histórico, hoy seco.

Sinvergüenza y comediante a partes iguales en tu realidad, enano e invisible a partes completas en la realidad del prójimo: La de la mujer inalcanzable.

-Y es que si lo fuese, se quedaría en sombra de princesa desencantada

Porque estarás conmigo en que:

-No hay nada que ponga menos que una mujer que se coloque a tiro,
y es que no hay nada que ponga más que un cinturón de castidad

Así que:

                                                      -Hasta el próximo calentón,
mi caballero encantado...



PROFECÍA

"La escritura metódica me distrae de la presente condición de los hombres. La certidumbre de que todo está escrito nos anula y nos afantasma. Yo conozco distritos en que los jóvenes se prosternan ante los libros y besan con barbarie las páginas, pero no saben descifrar una sola letra (...)

Quizá me engañen la vejez y el temor, pero sospecho que la especie humana -la única- está por extinguirse y que la Biblioteca perdurará: iluminada, solitaria, infinita, perfectamente inmóvil, armada de volúmenes preciosos, inútil, incorruptible, secreta (...)

Yo me atrevo a insinuar esta solución del antiguo problema: La Biblioteca es ilimitada y periódica. Si un eterno viajero la atravesara en cualquier dirección, comprobaría al cabo de los siglos que los mismos volúmenes se repiten en el mismo desorden (que, repetido, sería un orden: el Orden). Mi soledad se alegra con esa elegante esperanza."


Jorge Luis Borges (Ficciones: La Biblioteca de Babel)