Lazarillo de Tormes


-Buenos días
-Buenos días
-¿Y usted viene por...?
-Era (y soy) Nut 1, vengo a hacer cuentas, me han dicho que se debe algo... Sí, de lo que dieron por entrar en el E-Club
-¿Su nombre?
-Idiota
-¿Idiota?
-De nombre y de fe
-?
-Mi madre que era grande... una grandeputa
-Así que usted percibió ayudas...
-Bueno, yo exactamente no..
-No entiendo
-En realidad, las regalé, invité a marisco (y a alguna copa, y...bueno, mejor no se lo digo) , y ya se sabe,... al final, se va por el báter
-Ya
-Ya le dije, me llamo Idiota
-Y las subvenciones, ¿fueron en concepto de?
-Pues no sé...
-¿No sabe?
-Algunas casas rurales, unos cuantos cibers, jornadas varias, viajes a Portugal y a Italia...
-?
-Es que los idiomas no se me dan bien, Idiota le dije que me llamo...
-Lo sé
-Enviamos algo a Latinoamérica, una parte se la quedaron los Delegados
-¿Los Delegados?
-Entiéndame soy idiota pero no acusica
-Voy entendiendo
-Dípticos, trípticos, posters, webs... Y en estos momentos tenemos contratada una consultora para que nos diseñe una plataforma cooperativa (o colaborativa, como usted quiera)... Viene de Madrid, ¿sabe?
-Pero, ¿no me puede hablar de programas concretos, planes?
-¿Proyectos? Sí, un montón, cada cual con el nombre (o siglas) más chulo... Es que a nosotros se nos dan mal los idiomas, pero la mercadotecnia, mejor que a los argentinos...
-Si usted lo dice
-En programas de formación prelaboral, porponerleunejemplo (que puedo contarle más), hemos tenido un montón de garantíasociales, f.i.p.-aos y efepés...
-¿Análisis de Resultados?
-Cuantitativos y cualitativos
-¿Cómo?
-De todo tipo

No hay comentarios:

PROFECÍA

"La escritura metódica me distrae de la presente condición de los hombres. La certidumbre de que todo está escrito nos anula y nos afantasma. Yo conozco distritos en que los jóvenes se prosternan ante los libros y besan con barbarie las páginas, pero no saben descifrar una sola letra (...)

Quizá me engañen la vejez y el temor, pero sospecho que la especie humana -la única- está por extinguirse y que la Biblioteca perdurará: iluminada, solitaria, infinita, perfectamente inmóvil, armada de volúmenes preciosos, inútil, incorruptible, secreta (...)

Yo me atrevo a insinuar esta solución del antiguo problema: La Biblioteca es ilimitada y periódica. Si un eterno viajero la atravesara en cualquier dirección, comprobaría al cabo de los siglos que los mismos volúmenes se repiten en el mismo desorden (que, repetido, sería un orden: el Orden). Mi soledad se alegra con esa elegante esperanza."


Jorge Luis Borges (Ficciones: La Biblioteca de Babel)