Al soldado. En la guerra.

Al soldado (c. A)

Inútil fe del guripa
por la patria mesurada,
alma de satán dolida
alejada, de guarida
que para la muerte salva
complaciente las pocilgas
a rateros de metáforas.

Cobarde la felonía,
indígena de desgracias,
miseria, se regocija
en el alma abandonada,
sombría espelunca armada
mafia que diestra emancipa
a malcriados sementales
que a la tierra mancillan.


En la guerra (c. B)

Fe inútil del soldado
por la patria controlada,
alma terrible que dolida
se aleja de protección,
para matar salvando
feliz la mierda,
para ladrones de grandes palabras.

Cobarde locura,
llena de desgracia, que
mísera se regocija
en los débiles,
oscuras cuevas armadas
bandas que diestras liberan
a malcriados milhombres
que a la tierra emporquecen.

No hay comentarios:

PROFECÍA

"La escritura metódica me distrae de la presente condición de los hombres. La certidumbre de que todo está escrito nos anula y nos afantasma. Yo conozco distritos en que los jóvenes se prosternan ante los libros y besan con barbarie las páginas, pero no saben descifrar una sola letra (...)

Quizá me engañen la vejez y el temor, pero sospecho que la especie humana -la única- está por extinguirse y que la Biblioteca perdurará: iluminada, solitaria, infinita, perfectamente inmóvil, armada de volúmenes preciosos, inútil, incorruptible, secreta (...)

Yo me atrevo a insinuar esta solución del antiguo problema: La Biblioteca es ilimitada y periódica. Si un eterno viajero la atravesara en cualquier dirección, comprobaría al cabo de los siglos que los mismos volúmenes se repiten en el mismo desorden (que, repetido, sería un orden: el Orden). Mi soledad se alegra con esa elegante esperanza."


Jorge Luis Borges (Ficciones: La Biblioteca de Babel)